miércoles, 17 de mayo de 2017

Códigos QR para enfermos de Alzheimer


"De las 3.500 personas desaparecidas que se registran al año en Catalunya, 210 son de mayores de 65 años y, de ellas, el 1% son de personas con Alzheimer."

¿Por qué se pierde un enfermo de Alzheimer?

Los ancianos en las fases leves o moderadas de la enfermedad, tienen la necesidad de movimiento constante y no pueden mantenerse quietos mucho tiempo, por lo que ante cualquier descuido del familiar o el cuidador se ponen a caminar y se desorientan rápidamente. En ocasiones se pueden desorientar cuando salen a la calle a hacer algún recado, y cuando pretende volver a casa, no recuerda dónde vive.

Algunos ayuntamientos de nuestro país han optado por la utilización de Códigos QR a la hora de tratar de facilitar la búsqueda de mayores extraviados o desorientados.

¿Qué es un código QR? 

Quizás lo has visto por Internet o en alguna publicación, pero no sabes realmente para que sirve. 
Un código QR es un código de barras bidimensional cuadrada que puede almacenar datos codificados. La mayoría del tiempo los datos es un enlace a un sitio web (URL).
Salvando las distancias, lo que vendría ser un DNI digital o el chip que le colocamos a nuestras mascotas, una herramienta de identificación que en los últimos tiempos ha conseguido posicionarse de gran utilidad en la búsqueda de personas con Alzheimer desaparecidas o desorientadas.

El funcionamiento es muy sencillo. La información contenida en el código QR se puede leer al aproximar un smartphone al código (ya sea en forma de colgantes, pegatinas, chapas o pulseras) y la información previamente autorizada por los familiares del enfermo (identificación de la persona, dirección, teléfono, alergias, medicamentos...) se mostrará en el propio teléfono, permitiendo la rápida identificación de la persona, y el contacto con la familia.  

Lo mejor de esta herramienta es que no sólo está orientada al uso por parte de la policía o la asistencia sanitaria, sino que permite a cualquier ciudadano que encuentre a una persona con Alzheimer, realizar una lectura del código a través de su smartphone y obtener información que le permita prestar asistencia necesaria, así como contactar con los familiares rápidamente.

Sin embargo existe la posibilidad que no tengamos a nuestra disposición un servicio similar, que no podamos acudir al ayuntamiento o a alguna AFA cercana a solicitar el código QR para nuestro padre o nuestra madre.

Desde el blog os proponemos una solución, crear nuestros propios códigos QR de identificación, difícil? NO

Únicamente debemos acceder a una web generadora de QR (si nosotros no sabemos, cualquiera cercano menos de 25 seguro que os facilita el acceso) podemos clicar en el buscador "generar un Q". Tomemos de refencia una web en castellano bastante sencilla de uso:

http://www.codigos-qr.com/generador-de-codigos-qr/


Una vez hemos accedido, entramos en GENERADOR DE CÓDIGOS QR y seleccionamos el formato de TEXTO:






Introducimos el texto que queremos que aparezca en el código, el tamaño de la letra o la redundancia:


Le damos a GENERAR CÓDIGO, y podremos descargar la imagen del QR. De modo que cualquier persona con un lector QR puede escanear el código, acceder a la información y ponerse en contacto con los familiares del enfermo:

No es algo complicado, y si no tenemos acceso a los materiales que proporcionen las AFAS o los ayuntamientos, es una vía alternativa, nos dará la posibilidad de imprimir el código, colocarlo en la cartera del enfermo o plastificarlo y ponerlo en un colgante, de esta manera como cuidadores seguro que estaremos algo más tranquilo, no? 

miércoles, 26 de abril de 2017

GUÍA de implantación: Intervención asistida con perros en personas con demencia


Por Yolanda Muñoz 

Hoy presentamos una guía muy !GUAU!... por favor no te marches, sigue leyendo.

A lo que íbamos, una guía cuyo objetivo no es otro que proporcionar una visión integral sobre las Intervenciones Asistidas con Perros en personas con demencia. Podremos encontrar estrategias de intervención, modelos de trabajo,  metodologías a emplear... Un documento más que recomendable para aquellos profesionales que quieran introducirse en este tipo de intervención no farmacológica.



Guías de implantación. Intervención asistida con perros en personas con demencia 
CRE Alzheimer




jueves, 13 de abril de 2017

Beneficios de la MUSICOTERAPIA


“La música es el vapor del arte. Es a la poesía como el sueño al pensamiento, como el fluido al líquido, como el océano de las nubes es al océano de las ondas. Es el indefinido del infinito.” (Víctor Hugo)
Todos sabemos, o creemos saber, que es la música. Algo cotidiano, algo que vive de continuo con nosotros y que muchos llevamos dentro. La música es algo tan nuestro, tan real, que si de pronto dejase de sonar y nunca más volviéramos a escuchar melodía alguna, muy posiblemente acabaría provocándonos alteraciones físicas y psicológicas.

¿Cuántas veces no te has sorprendido tarareando una canción en un momento de nerviosismo? ¿Cuántas personas soportan mejor la soledad acompañadas de una radio?... 

¿Es esto musicoterapia?

Depresión, ansiedad, Alzheimer, autismo…, a camino entre la música y la terapia, la musicoterapia se ha revelado como un método válido para ayudar a quienes padecen alguna de estas enfermedades, pues se ha demostrado que provoca en la persona cambios fisiológicos, emocionales, mentales, intrapersonales e interpersonales. 

¿Cómo logra la musicoterapia tales efectos?... muy sencillo, valiéndose de la gran capacidad transformadora y curativa de la música aplicada en un entorno terapéutico.

Las diversas investigaciones realizadas sobre el tema ha demostrado que el desarrollo de actividades musicales con pacientes de Alzheimer, logra que estos aumenten su capacidad de atención, mejorando al mismo tiempo su estado de ánimo y logrando el descenso de comportamientos menos deseados como la agitación o el deambular errático.

¿Cómo interactúa la música en nuestro cerebro? Sabemos que ambos hemisferios cerebrales se activan de manera simultánea a la hora de responder a la música: al escuchar una melodía, el cerebro percibe los tonos de la misma, procesa su secuencia, y une esa secuencia para determinar si es o no una melodía familiar. La melodía puede activar otras conexiones dentro del cerebro relacionadas con la memoria, recuperando recuerdos de personas, lugares y eventos significativos de nuestra biografía. Estas asociaciones pueden, a su vez, evocar emociones. 

Trabajar actividades de musicoterapia con enfermos de Alzheimer puede ayudarnos a facilitar la comunicación ya que tras una sesión de musicoterapia las personas con desorientación presentan mayor lucidez y contacto ocular.

A la hora de seleccionar el tipo de canciones a emplear en las sesiones de musicoterapia deberemos tener en cuenta la fase en al que se encuentra el enfermo. Para aquellas personas en fase leve, es recomendable el uso de canciones con reminiscencia, es decir, canciones que puedan evocar recuerdos de acontecimientos o experiencias pasadas (boleros, coplas, canciones populares, …). En la fase media, tanto el ritmo como cantar puede ser útil para mitigar la agitación del paciente. En las últimas fases de la demencia, raramente tienen fuerza para cantar canciones, aunque todavía responden al ritmo golpeando pequeños tambores de mano.

Os recomiendo un libro de fácil lectura que os puede ser de gran utilidad para introduciros en el tema: CAUDET YARZA, FRANCISCO (2003) CUADERNOS ALTERNATIVOS: MUSICOTERAPIA. Ed Astrid. Barcelona.

Mi experiencia profesional con la musicoterapia ha sido muy productiva, y vosotros… ¿Habéis tenido algún contacto con esta terapia?


Autor: Yolanda Muñoz

jueves, 6 de abril de 2017

Actividades y Talleres de Animación Sociocultural


Tras la jubilación, la disposición de tiempo libre de la persona aumenta considerablemente, por lo que se entiende que el papel de la Animación Sociocultural en esta etapa vital puede llegar a ser muy estimulante, e incluso necesaria, para muchas personas que presentan interés en facetas y ámbitos en los que hasta la fecha no habían tenido oportunidad de implicarse o participar. Y motivo por el cual, los estados, países, comunidades y colectividades, han detectado la necesidad de establecer políticas de atención social que potencien y garanticen el bienestar y la calidad de vida de las personas mayores. 

La #AnimaciónSociocultural es un elemento que muchos centros para mayores (residencias, centros de día, centros sociales...) emplean con gran éxito a la hora de organizar el ocio de sus usuarios en función de sus preferencias y de sus necesidades. Su principal objetivo es promover, proteger y prevenir ciertos aspectos de la salud de las personas mayores a través de actividades y talleres que inciden de forma muy positiva en la mejora de sus condiciones de vida. 

De forma paralela, la Animación Sociocultural también nos permite alcanzar otros objetivos no menos importantes como son: el favorecer la rehabilitación, el mantener la autonomía personal, el ayudar al usuario a integrarse y socializar en el centro, promover y compartir el trabajo grupal, estimular la participación en la vida sociocultural de la entidad...

En definitiva talleres y actividades grupales que ofrecen a la persona mayor una manera diferente y activa de asumir la vejez.


EJEMPLOS DE ACTIVIDADES Y TALLERES DE ASC
  • Juegos de grupo para fomentar la comunicación, las relaciones y la desinhibición. Recomendable grupos de entre 20 y 25 participantes. Ejemplos: juegos de mesa (cartas, puzzles, parchis…), campeonatos de ajedrez, torneos de dominó...  
  • Actividades intergeneracionales abuelos‐nietos en las que a través de juegos o actividades deportivas los nietos de los usuarios acudan al centro y se relacionen con los usuarios. Ejemplos: juegos tradicionales, carreras de relevo, petanca...
  • Una actividad de gran aceptación es el Bingo. Puede organizarse una vez a la semana en grupos de entre 30 y 40 personas. Para motivar la participación, se puede solicitar a los familiares que aporten pequeños obsequios para premiar la linea y el bingo (abalorios, pañuelos, caja de galletas, colonia…).
  • La relajación guiada es una actividad sencilla a través de la respiración y la fijación de imágenes placenteras y positivas. Se emplean melodías relajantes. Puede organizarse una vez a la semana en grupos de entre 5 y 10 personas.
  • Taller de música para estimular la comunicación, la expresión de las emociones, generar un ambiente apacible, y ayudar a la relajación. Ejemplos: audición de fragmentos musicales, instrumentos musicales, objetos sonoros, canciones populares, juegos de movimiento, improvisación e incluso se propone el baile. Puede organizarse una o dos veces a la semana en grupos de entre 30 y 40 personas.
  • Actividades de video-forum en las que se visionan películas que los propios usuarios seleccionan, y al finalizar se organiza un pequeño debate entre los usuarios. Puede organizarse una vez al mes en grupos de entre 30 y 40 personas. Ejemplos: ¡Vaya par de gemelos!, BenHur, Espartaco, Lo que el viento se llevó, Más bonita que ninguna, Tómbola, Marcelino pan y vino...
  • Manualidades orientadas a estimular las capacidades sensoriales, mentales y motrices. Ejemplo: pintura, modelaje, costura, collage... Puede organizarse una o dos veces a la semana en grupos de entre 20 y 25 personas.
  • Talleres de cocina en los que se realizan sencillas recetas que fomentan la participación y comunicación entre el grupo. Se realizarán recetas ajustadas a los medios disponibles, teniendo en cuenta si se dispone de cocina en el centro. Ejemplos: brochetas de frutas con chocolate, recetas tradicionales de repostería (bizcochos, torrijas, panellets...), concurso de tortillas, concurso de tapas...
  • Actividades especiales que coincidan con fechas señaladas: cumpleaños, navidad, semana santa, primavera, día internacional de la tercera edad....

Estos son sólo algunos de los ejemplos de actividades y talleres de ocio y tiempo libre que se pueden enmarcar dentro de las programaciones de los centros para la tercera edad. Seguro que a ti se te ocurren muchos más.



jueves, 30 de marzo de 2017

La eficacia de los programas de Estimulación Cognitiva


En nuestro blog recalcamos la importancia de los programas de estimulación cognitiva para pacientes diagnosticados de deterioro cognitivo leve o demencia en fase leve-moderada, a la hora de tratar de mantener y mejorar los procesos cognitivos afectados por la pérdida de habilidades cognitivas o intelectuales. Se ha demostrado firmemente su eficacia a la hora de poder rehabilitar las habilidades cognitivas y frenar el aumento del deterioro y estabilizar, por tanto, su estado funcional.

Hoy queremos compartir una publicación del blog de CRE Alzheimer, el Trabajo de Fin de Máster de María Álvaro Sardina, que trata de la Eficacia de los programas de estimulación cognitiva en pacientes con deterioro cognitivo leve/demencia. 

Sin duda un trabajo muy interesante , que viene a reforzar nuestra opinión sobre como el empleo de terapias no farmacológicas son importantes a la hora de trabajar con pacientes con deterioro cognitivo leve/demencias.


Enlace con blog de CRE Alzheimer: Eficacia de los programas de estimulación cognitiva en pacientes con deterioro cognitivo leve/demencia, de María Álvaro Sardina

miércoles, 8 de marzo de 2017

Guía Básica para CUIDADORES



En muchas ocasiones cuando oímos hablar de demencia, parece que sólo el enfermo se ve afectado. Cierto es que es la víctima principal de una enfermedad degenerativa como el Alzheimer, pero no debemos dejar de lado a las "víctimas colaterales", los cuidadores.

Generalmente el familiar cuidador (esposo, esposa, hijo, hija...) de una persona en situación de dependencia, no suelen ser profesional del ámbito sanitario, por lo que lograr cubrir las necesidades básicas, u otras derivadas de la enfermedad, pueden tornarse un infierno en vida.
Cuidador Principal: aquel miembro de la familia que se ocupa mayoritariamente del cuidado del familiar con dependencia, asumiendo un mayor grado de responsabilidad en los cuidados, en el tiempo y esfuerzo invertido y en la toma de decisiones.
Por ese motivo, cuando una entidad como Cruz Roja publica una guía orientada a facilitar, en al medida de lo posible, la labor del cuidador, no podemos dejar pasar la oportunidad de compartirla. Esperamos os sea de utilidad.





Por Yolanda Muñoz


viernes, 24 de febrero de 2017

12 CONSEJOS para mantener un cerebro sano


Recuperamos una de las entradas de mayor éxito del blog:

Fragmento del programa nº 110 de Redes 2.0 ‘El alma está en la red del cerebro’, que presenta Eduard Punset, en el que el neurocientífico Paco Mora ofreció 12 consejos para mantener un cerebro sano:



El cerebro, como cualquier otra parte de nuestro cuerpo, necesita estar en actividad para que se mantenga sano. Al igual que para estar en forma debemos hacer deporte, para que nuestro cerebro esté siempre al máximo nivel es aconsejable seguir una serie de pautas que nos permitan cuidarlo y sacarle siempre el máximo rendimiento.

Nuestro cerebro alcanza su plena madurez a los 30 años y a partir de entonces empieza a envejecer. El proceso de envejecimiento puede ser más o menos rápido según la persona y el tiempo que dediquemos al cuidado del mismo. Por ello es importante seguir los consejos recogidos en el vídeo:

1.- Comer menos

Comer más de lo necesario aumenta el nivel de estrés oxidativo del organismo, que afecta a las proteínas, lípidos y al cerebro. Comer menos y más saludable aumenta la producción de neuronas en el hipotálamo, región del aprendizaje y la memoria, mejorando la sinapsis y favoreciendo los mecanismos de reparación neuronal.

2.- Hacer deporte de forma regular

El deporte es salud, y al practicar ejercicio aeróbico de forma continuada segregamos sustancias que mejoran la plasticidad cerebral, mejorando de este modo la sinapsis entre neuronas, que son la clave del aprendizaje y la memoria.

3.- Hacer ejercicio mental todos los días

Es muy recomendable ejercitar la mente diariamente. Para ello debemos buscar actividades que nos llamen la atención y que nos reporten satisfacción, como puede ser el aprendizaje de un nuevo idioma o simplemente leer una novela.

4.- Viajar mucho

La rutina es nefasta para nuestro cerebro, por lo que es bueno realizar actividades que nos hagan salir de ese estado. Viajar conlleva ver cosas nuevas, generando un cúmulo de emociones que es lo que hace que se muevan nuestras neuronas. E incluso cambiar el recorrido para ir al trabajo “despierta” nuestras neuronas.

5.- Vivir acompañado

Para disponer de una buena salud mental es fundamental tener una buena relación con la gente que nos rodea, ya que la comunicación con otras personas provoca estímulos que favorecen al funcionamiento de nuestro cerebro.

6.- Adaptarse a los cambios

La sociedad avanza a un ritmo muy alto y continuamente vemos cambios en el entorno que nos rodea. Es fundamental aceptar esos cambios y adaptarnos a ellos, ya que de lo contrario nos puede causar estrés emocional, afectando a la salud de nuestro cerebro. Por ejemplo, puedes crear tu web si todavía no tienes un sitio en Internet.

7.- Evitar el estrés crónico

El estrés es muy dañino para nuestro organismo ya que libera hormonas glucocorticoides que dañan las conexiones cerebrales. Para contrarrestar esto lo mejor es hacer tomarse las cosas con calma y no sobrexcitarse demasiado.

8.- No fumar

Fumar es muy perjudicial para nuestro cerebro, ya que puede provocar pequeños infartos cerebrales que afecten a nuestra memoria. Además, la nicotina produce la reducción de la memoria y la atrofia y muerte de las neuronas, de ahí la importancia de dejar de fumar para disfrutar de un cerebro sano.

9.- Dormir bien

Nuestro cerebro necesita entre 7 y 8 horas de sueño reparador para que pueda borrar todos aquellos datos que no sean necesarios, y afianzar las cosas que sí sean de interés para la persona. También es importante descansar bien, cómodamente, ya que durante ese tiempo se reparan los tejidos que pudieran estar dañados.

10.- Evitar el apagón emocional

A lo largo de nuestra vida es necesario buscar aquellas cosas que nos provoquen emociones, ya que éstas son las que nos proporcionan fuerzas y ganas para vivir. Se puede decir que son el motor de nuestro organismo, las que nos hacen seguir adelante.

11.- Agradecimiento

Una de las acciones que mejor sientan a las personas son los agradecimientos. Gracias a esta acción se estrechan vínculos con la otra persona haciendo que nos sintamos emocionalmente mejor, a la vez que hace que nos libremos de viejas rencillas que provocan tensiones y estrés a nuestro organismo.

12.- Disfrutar de las pequeñas cosas

En ocasiones es mejor disfrutar de las cosas pequeñas que no hacernos ilusiones con cosas difíciles de obtener, las cuales nos pueden causar una gran decepción si no somos capaces de conseguirlo. Por ejemplo, contemplar una puesta de sol, escuchar música o salir a bailar.

Si queréis disfrutar de un cerebro sano durante toda vuestra vida, estos sencillos consejos os ayudarán a lograrlo.


Por 

jueves, 9 de febrero de 2017

MUSICOTERAPIA vs ansiedad, estrés y depresión en enfermos de Alzheimer


Son las duras consecuencias que presenta la enfermedad de Alzheimer, en especial la pérdida progresiva de capacidades cognitivas, unido a la falta de tratamientos farmacológicos que la eliminen, lo que nos dirige a centrar nuestra atención en la en las terapias alternativas no farmacológicas que han demostrado que de forma complementaria consiguen aumentar el bienestar emocional, mejorando la calidad de vida y disminuir el nivel de estrés. 

Dentro de los múltiples beneficios que aporta la Musicoterapia empleada como terapia no farmacológica en pacientes con un grado leve de Alzheimer, hoy queremos destacar tres: la reducción de la ansiedad, la depresión y el estrés asociado a la enfermedad. Son temas que preocupan y mucho a los cuidadores, pues afectan directamente a su rutina diaria y al interés en la comida. 

Repasemos algunos de los beneficios de la intervención musicoterapéutica:
  • Estimulación de la memoria y de la reminiscencia gracias a los recuerdos promovidos por la música: recuerdo de la niñez, los guateques, los paseos los domingos...
  • Actividad creativa que fomenta la autoestima y hace tomar conciencia de las capacidades y potencialidades vigentes. Se trata de actividades que propician la expresión en forma de canto, de baile,  y sobretodo, aumentando el sentimiento de autoestima.
  • Fomenta las relaciones interpersonales: facilita y promueve la comunicación y las relaciones sociales. 
  • El aumento de la autoestima incrementa la seguridad en uno mismo ya que la música promueve los pensamientos positivos e ideas creativas. 
  • Se producen cambios emocionales positivos y un mayor dominio de las emociones: ayuda a controlar accesos de ira, desgana, tristeza, pesimismo, hiperactividad… 
  • Mejora las funciones motoras y sensoperceptivas : el ritmo, elemento dinámico de la música sirve de estímulo en procesos psicomotores, consiguiendo una mayor coordinación de los movimientos. 
  • Favorece y estimula el desarrollo intelectual y cognitivo.
  • Ayuda a la relajación