lunes, 28 de diciembre de 2015

Vacaciones de Navidad… ¿estimulamos la mente?


Ha llegado ese maravilloso momento del año (para quien las pueda disfrutar claro)…las vacaciones de Navidad. Pero, ¿estar de vacaciones significa que tenemos que dejar de activar nuestro cerebro? ¡Eso nunca! No tienes porqué buscar actividades complejas y extrañas, puedes aprovecharte de multitud de actividades cotidianas que te ayudarán a ejercitar tu cerebro y a ser más ágil mentalmente, ¿quieres saber qué puedes hacer estas vacaciones?

Actividades de ‘toda la vida’


Se trata de actividades que permiten #estimular la función #cognitiva… y encima las puedes realizar en tus ratos libres, en la espera entre viajes, en el avión, en el tren, el autobús… Son un gran ejemplo, los pasatiempos, cada uno con una función específica. 

  • Los crucigramas, nos obligan a buscar palabras en nuestro almacén léxico a partir de un número de letras y una definición, y que además coincida con otras palabras con las que se cruza, un ejercicio muy interesante para estimular el lenguaje y las funciones ejecutivas. 
  • Una sopa de letras, también nos permite estimular el lenguaje, nos obliga a buscar palabras de una categoría y descomponerlas fonológicamente para buscar la secuencia concreta de letras entre una mezcla más grande. 
  • Los Sudoku nos permiten ejercitar el cálculo, pensando en las posibilidades numéricas que hay para cada cuadrícula y descartando cuáles no son posibles para acercarnos al acierto. 
  • Otra tarea interesante puede ser buscar diferencias entre dos dibujos, trabajando la atención y la percepción visual. Todas estas actividades nos proporcionan agilidad mental, ya que requieren de cierta concentración y nos ayudan a trabajar la atención, estimular la percepción, la memoria y el lenguaje. 
  • Hay otras actividades que incluyen una parte más visual-espacial, son actividades como el cubo de Rubik, el Tangram o los puzzles que nos obligan a tener una imagen mental del resultado global a conseguir, y a buscar los movimientos necesarios para llegar a conseguirlo, tarea de planificación ejecutiva muy interesante a la vez que entretenida.

Ejercita el cerebro divirtiéndote

Pero claro, son vacaciones y tenemos ganas de pasar buenos momentos en familia, o con amigos. Esto tampoco nos tiene que impedir una estimulación cognitiva extra. Hay juegos sencillos y conocidos como el ahorcado, que nos obliga a acceder al léxico a través de la descomposición de fonemas; o el “veo veo” que nos exige fijar la atención en los objetos que tenemos a nuestro alrededor y categorizarlos por las pistas que tenemos; o el juego de adivinar películas o palabras, que por mímica o a través de dibujos se debe intuir qué se está representando, y para los cuales también necesitamos involucrar una más parte motriz y gestual, a la vez que se busca en el almacén de memoria las palabras o películas posibles. 

También hay otros juegos, ya más elaborados, que se encuentran en el mercado y que también nos permiten ejercitar la mente en grupo, como puede ser el Scrabble, Tabú, Memory, Trivial o Scatergories. Todos estos juegos, exigen activar la atención durante todo el rato que dura la partida, incluso de manera dividida, ya que jugando con más gente habrá muchos otros estímulos a evitar o inhibir (¡si lo que queremos es ganar!). Deberemos de activar nuestra memoria, tanto a corto plazo (o de trabajo) si jugamos al Memory, como a largo plazo si queremos jugar al Trivial y así acceder la información que tenemos almacenada. También trabajaremos el lenguaje, accediendo al léxico con el Scatergories; activando la secuenciación fonológica con el Scrabble; y la inhibición de acciones o la semántica de las palabras con el Tabú.

Igualmente, tampoco tenemos que olvidar todos los recursos que tenemos a nuestro alcance a diario, como pueden ser los electrónicos: diferentes juegos de ordenador (Rubik online, Shangai o Mahjong…), aplicaciones para el teléfono o la tableta (Apalabrados, Tetris…)...confieso mi adicción al Apalabrados (aceptamos contrincantes, jejeje)


Y tú, ¿ a que vas a jugar?



100 Actividades para realizar con personas con demencia



Las actividades para realizar estimulando 4 áreas muy importantes para su desarrollo personal y social son:

MOVIMIENTO
  • Bailar música favorita
  • Limpiar o barrer el jardín o interior de la pieza
  • Trabajar con él en algún trabajo manual (fabricación o reparación)
  • Regar las plantas interiores o del jardín
  • Hacer una lista para enviar tarjetas de navidad
  • Traer un bebé y ayudar a sostener y arrullar
  • Limpiar las mesas
  • Jugar y organizar fichas de póquer
  • Organizar objetos por forma y color
  • Jugar con monedas, bolitas o cartas
  • Hacer crucigramas juntos
  • Hacer tarjetas de navidad juntos
  • Probar una nueva opción artística, como dibujo, pintura o escultura
  • Traer un animal doméstico que éste pueda adoptar, como un pájaro
  • Salir a caminar, sentarse en el jardín
  • Traer a sus niños o nietos y disfrutar mirar como juegan
  • Escribir poesías o cuentos cortos con él
  • Jugar naipes o juegos de tableros
  • Traer un costurero, caja de botones o herramientas para ordenar juntos
  • Hacer juntos algún regalo simple para un nieto
  • Comenzar una colección o hobbie que ambos puedan disfrutar
  • Salir a caminar
  • Doblar ropa y toallas
  • Hacer un árbol genealógico
  • Ayudar a escribir una carta, postal o grabar una cinta para algún familiar
  • Hacer un picnic dentro de la casa con las comidas favoritas de sus residentes
  • Recortar fotos de revistas
  • Poner monedas en un jarro
  • Jugar al gato o al ahorcado
  • Organizar cartas por color
  • Hacer ejercicios con el (ella) para mantenerlo en forma
  • Dar de comer a los animales
  • Reparar la ropa con él (ella) (pegar un botón, coser algo, etc.)
  • Hacer lista de actrices, actores, películas y canciones favoritas
  • Plantar y cuidar un huerto o jardín interior juntos

LENGUAJE


  • Leer el periódico o revistas para mantener contacto y atención
  • Preguntar cómo hacía tal comida tan rica, para prepararla en casa
  • Conversar de los avances tecnológicos desde su juventud
  • Mantener al tanto de los deportes favoritos
  • Cantar, tararear o silbar con el (ella)
  • Traer libros de recetas para planificar juntos una comida
  • Recitar poesías de niño y canciones de su niñez
  • Traer cosa de la estación del año o el próximo festivo para conversar
  • Ver folletos de viajes y soñar con unas vacaciones de fantasía
  • Buscar un amigo en el lugar y ayudar a hacer amistad con éste
  • Cantar himnos o canciones antiguas favoritas
  • Traer fotografías, postales, mapas, souvenirs y hablar de sus viajes
  • “Dime más”… cuando el (ella) cuenta algún recuerdo
  • Escuchar música
  • Nombrar presidentes
  • Recordar el primer día de colegio
  • Jugar a las adivinanzas
  • Leer cartas de familiares o amigos
  • Hablar de lo que han hecho desde la última visita
  • Leer artículos, libros o revistas religiosas o espirituales
  • Preguntas de trivial simples
  • Recordar el verano favorito
  • Recordar a gente famosa
  • Recordar cuentos y recuerdos favoritos

ESTÍMULOS


  • Cepillar, peinar el pelo
  • Escribir en una bitácora las conversaciones más relevantes de cada visita
  • Vestir con su ropa favorita
  • Hacer la manicura
  • Mimarlo con cosméticos, perfumes o aftershave.
  • Traer un instrumento musical y dar un concierto privado al residente
  • Traer estímulos olfativos (especias, perfumes o flores)
  • Celebrar feriados y fiestas juntos
  • Abrazarlo cada vez que llegue de visita
  • Acariciar, y tomar las manos
  • Escribir o grabar la biografía de su residente. Dar copia a la familia
  • Traer música que le agrade
  • Traer un poco de esa comida que tanto le gusta
  • Leer uno o varios poemas cada vez que lo visite
  • Dar un masaje rico con una loción para mantener la piel suave

VISTA


  • Traer a los nietos o algunos trabajos que hayan hecho en el colegio
  • Mirar y escuchar una caja de música antigua
  • Traer videos entretenidos para ver juntos
  • Traer una mascota de visita
  • Pedir ayuda en la planificación del jardín, ver juntos el catálogo de semillas de flores
  • Leer cuentos clásicos cortos
  • Identificar estados y capitales
  • Hacer compras por catálogo de ropa, cosas de casa u otros
  • Arrendar un video de una película antigua favorita
  • Ver fotos familiares
  • Ver fotografías antiguas de familiares y de amigos
  • Tomar fotografías de los cambios de estación y mostrárselos
  • Leer el pronóstico del tiempo
  • Ver televisión juntos y comentar acerca de lo visto
  • Traer algún amigo de su residente para una reunión especial
  • Mostrar revistas que tengan fotos grandes y en colores
  • Mirar juntos el estado del tiempo desde la ventana
  • Traer saludos en un video de familiares o amigos impedidos de visitarlos
  • Instalar un proyector de diapositivas o un visor de mano para exponer un viaje
  • Ver los trabajos que el (ella) ha hecho en el lugar

Fuente: www.villasoleares.cl